Las Ballenas Jorobadas de la Bahía de Samaná

Esta es su gran oportunidad de observar ballenas Jorobadas en su ambiente natural de apareamiento y reproducción, en la Bahía de Samaná.

Escuche la canción solitaria del macho y sea testigo de las increíbles exhibiciones que ofrece la especie de ballenas más activa del Atlántico.

En cada viaje, un especialista de mamíferos marinos ofrecerá una narración sobre estos magníficos animales y responderá a sus preguntas.

Una experiencia para toda la vida.

La provincia de Samaná tiene el privilegio de recibir en sus cálidas aguas cientos de ballenas cada año, las cuales hacen un viaje largo, que puede ser hasta de 10,000 Km., para aparearse y dar a luz.

Pero cuando se está allí se pueden avistar hermosos delfines en sus distintas especies.

Aunque algunas llegan en diciembre, la temporada de avistamiento es más efectiva desde mediados de enero y se extiende algunas veces hasta abril.

Temporada de ballenas

Con alrededor de 33 kilómetros cuadrados de extensión.  El Santuario de Mamíferos Marinos Banco de la Plata y la Navidad es el área marina más grande que tiene el país.

“Es bueno realizar la visita en el mes de febrero, ya que este es el mes pico porque ellas empiezan a reunirse en la Bahía de Samaná, desde donde se dispersan, esto permite una posibilidad más alta de avistamiento de ballenas y ballenatos”.  Expresa La bióloga Julia Matilde Mota, del Viceministerio de Áreas Protegidas y Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La bióloga manifiesta también que mientras las ballenas se encuentran de visita en el país no ingieren alimentos.

Y es que las ballenas tienen una grasa que les permite durar esos meses sin ingerir su comida rutinaria; solo los ballenatos consumen lo que sus madres les aportan.

“Cuando ellas vienen no se alimentan, porque aquí el alimento no es suficiente.  Pues los mares del trópico no producen ni las clases de peces que ellas consumen; ni la cantidad necesaria como los mares fríos. Pero cuando ellas paren, producen una leche rica en grasa, proteína, lactosa y agua. Le echan un chorro a sus ballenatos. Se calcula que este chorro sería el equivalente de 800 biberones diarios que se le dieran a un bebé” explica la bióloga.

Las madres se encargan de alimentar a sus pequeños de manera que ellos aumenten alrededor de 100 libras.  Para que puedan tener fuerza suficiente en su la travesía de regreso a casa.

Con nosotros encontraras las mejores ofertas y paquetes que te brindarán la seguridad y la comodidad que toda trayectoria necesitas. Y lo mejor de todo, con los mejores precios del mercado.

Fuente: http://bit.ly/2FIMNoH  http://bit.ly/2FIMPwP